Con homenaje a Jacob do BandolíM inicia ciclo Sons de Brasil

El 27 de agosto, a las 11:30 a.m., el Centro Cultural BOD presenta a los destacados músicos David Peña y Pedro Marín, quienes harán un recorrido por el choro, uno de los géneros más importantes de la música brasileña,

interpretando temas de Jacob do Bandolim, quizá el más grande e influyente mandolinista de ese país, y de otros autores fundamentales como Ernesto Nazareth y Pixinguinha

El choro, uno de los géneros más genuinos del siglo XX brasileño, resonará en el Centro Cultural BOD el domingo 27 de agosto, a las 11:30 de la mañana, en Choros en Tributo a Jacob, concierto que da inicio a SONS DE BRASIL, ciclo que revisitará en cuatro conciertos, estilos fundamentales de la exuberante y rica cultura musical de ese país.
David Peña, en la guitarra siete cuerdas, y Pedro Marín, en el bandolín, reconocidos entre otros proyectos por su trayectoria con Ensamble Gurrufío y Caracas Sincrónica, respectivamente, mostrarán una nueva faceta de su versatilidad musical en este concierto en el que interpretarán un amplio repertorio de temas de este original estilo de raíz carioca, devenido en símbolo innegable de la cultura brasilera.
Y es que hoy, cuando en el mundo quedan ya escasos territorios por explorar, existe todavía una inmensa región musical casi completamente desconocida más allá de las fronteras del Gigante del Sur: el del choro, cuya importancia estética es tan trascendental como la de otras grandes músicas populares instrumentales de nuestros tiempos: el jazz, el tango o el flamenco, por nombrar algunas.
Se dice que el “padre del choro” fue Joaquim Callado Jr., un flautista que en la década de 1870 organizó un grupo con el nombre de “Choro do Callado”, los historiadores concuerdan, en general, que el chorinho brasileiro nace como un peculiar estilo de interpretar diversos géneros musicales internacionales que devino, por su popularidad y fuerza, en un género versátil y urbano que, en el siglo XX floreció de la mano de músicos como Ernesto Nazareth, Anacleto de Medeiros, Garoto, Patápio Silva, Benedito Lacerda, João Pernambuco, Luís Americano, Heitor Villa-Lobos, Radamés Gnattali, Waldir Azevedo y, muy especialmente, el compositor y saxofonista Pixinguinha y Jacob Pick Bittencourt, Jacob do Bandolim, figuras clave de la música brasileña en general.
Brasileirinho, Doce de Coco, Assanhado, Vibrações, Carinhoso, Noites Cariocas, Brejeiro, Tito Tico No Fubá, Santa Morena, Um a Zero, Reminiscências, son algunos de los chorinhos más conocidos. Algunos serán interpretados en este viaje musical y atemporal hacia uno de los géneros más fecundos del rico universo de la música popular brasileña, en el que también participan como invitados el bajista Iván Peña y el percusionista Carlos Rojas Zoccolo. La cantante y fagotista Luisana Pérez tendrá una participación especial.
SONS DE BRASIL celebra el primer año del espacio Domingos en la Experimental que, desde agosto de 2016, ha presentado ciclos temáticos que han contribuido a la proyección del trabajo de artistas consagrados y emergentes, convirtiéndose en una exitosa opción para el público citadino en la atmósfera íntima y cercana de la Experimental del Centro Cultural BOD.
Las entradas para Choros en Tributo a Jacob: David Peña y Pedro Marín, están a la venta en las taquillas del teatro, en La Castellana, y a través del portal www.ticketmundo.com. Mayor información en www.centroculturalbod.com teléfonos 0800 CCBOD 00 (0800 22263 00) o por las redes sociales del @cculturalbod.

 

Sobre PEDRO MARÍN

Arreglista, compositor, mandolinista y bandolista venezolano, formado por el maestro Iván Adler, el maestro Juan Esteban García y en la prestigiosa escuela de música Ars Nova dirigida por la maestra María E. Atilano. Ha participado durante los últimos 25 años, como ejecutante, tanto en agrupaciones de corte académico como en algunas dedicadas a la proyección de la música tradicional venezolana.

Como mandolinista se ha presentado en diversas salas de España, Inglaterra, Francia, Ecuador, Argentina, Brasil, Cuba, Colombia, Bolivia, Martinica, Paraguay, Trinidad, Uruguay y Venezuela con artistas y grupos de renombre en el ámbito nacional e internacional, entre los que cabe mencionar: Simón Díaz, Gualberto Ibarreto, Serenata Guayanesa, Cecilia Todd, Ilan Chester, Oscar D’ León, Martirio, Magdalena León, Aquiles Machado, Liuba María Hebia, los maestros brasileños Paulo Sergio Santos y Carlinhos Brown.

Entre 2001 y 2005, trabajó como investigador, en la Fundación de Etnomusicología y Folklore (Fundef). Fue integrante del grupo Pasacalle, con los cuales grabó 6 discos y realizó varias giras internacionales. Asimismo, fue fundador y director musical del grupo Pomarrosa, con quienes grabó y produjo 2 discos.

En 1996, fundó junto a Raúl Abzueta la agrupación Caracas Sincrónica con la cual ha grabado tres discos, desarrollado una intensa actividad como arreglista y realizado varias giras internacionales (Francia, Bélgica, Alemania, EEUU, República Checa, Finlandia, Portugal, España y Japón). Desde el año 2010, conduce el programa de radio, dedicado a la música popular venezolana, «El Merequetengue» por el Circuito Onda. Ha sido invitado a los festivales Au Son Des Mandolines en la isla de Córcega y al Festival Internacional de Mandolina de Lunel en Francia. Trabajó como arreglista en el documental del cineasta Atahualpa Lichy, «El misterio de las lagunas». Compuso y  produjo la música con la que se identificó a la Televisora Social (Tves) en su lanzamiento. Fue el creador del logo musical del Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (Sibci) y de la música que ambientó el pabellón de Venezuela en la Expo Shangai en 2010.

Actualmente, continúa su actividad como instrumentista, a la par de seguir arreglando y componiendo música para grupos de renombre, así como también para proyectos audiovisuales en cine, radio y TV.

 

Acerca de DAVID PEÑA

El dominio y sofisticación que traducen los bajos y tensos sonidos de su instrumento han cautivado a las más disímiles audiencias. Y es que David Peña ha sabido demostrar la peculiar intuición que lo ha convertido en referencia venezolana de virtuosismo y  espontaneidad en la ejecución del contrabajo en los más diversos formatos.

El Zancudo, apelativo con el que cariñosamente  lo llaman sus amigos, colegas y hasta el público, destaca  de acuerdo con la crítica, por la fuerza, agilidad, pulso, precisión, fluidez y grácil potencia etérea para domar ese alto y sinuoso instrumento.

Nacido en Caracas creció rodeado de mucha música y canto. Niño apenas, comienza a tocar de manera autodidacta el cuatro, la guitarra y la mandolina.Más tarde, incursiona en el contrabajo y en la ejecución de tambores afrovenezolanos. En 1990 formaliza su ya amplia formación musical, realizando estudios de teoría y solfeo, armonía y contrabajo con el  profesor Félix Tovar, en la Escuela Pedro Nolasco Colón.

En el plano profesional, durante esa etapa, realiza giras nacionales e  internacionales, así como  diversas  grabaciones con destacados grupos y solistas, entre los que se encuentran Lilia Vera, Cecilia Todd, Esperanza Márquez, Malembe, Costa Caribe, La Guapeña, Armonía Bajo dos Cuatros, Bandolas de Venezuela, Cuatro Arpas y Un Cuatro, Los Hermanos Hurtado, Corina Peña, Soledad Bravo, Alfredo Naranjo,  Paul Desenne, Cheo Hurtado, Gonzalo Grau, Luis Julio Toro y Cristóbal Soto, entre  otros.

Desde 1989 forma parte de Ensamble Gurrufío, participando en todas sus producciones  discográficas y ofreciendo conciertos en importantes salas de Estados Unidos, Japón, Brasil, México, Colombia, Chile, Ecuador, Alemania, Francia e Inglaterra, Egipto, Australia, y  España, entre  otros casi cienpaíses.

Su entrada a la agrupación aportó el pulso, voluptuosidad y equilibrio en la polirítmica plática que con genio y asombrosa destreza sostienen sus talentosos integrantes  en  sus  interpretaciones únicas e irrepetibles. Su peculiar estilo ha sido escuela para otros bajistas, quienes reconocen sus aportes como ejecutante.

En 1999 fue invitado por el compositor argentino Oswaldo Golijov para el estreno mundial de “La Pasión Según San Marcos”, en la ciudad de Stuttgart (Alemania), como contrabajista solista de la orquesta. Esta producción -editada en doble CD por el  sello alemán Haenssler  Classic-  fue postulada en el año 2000 al Grammy, máximo premio de la industria discográfica norteamericana como Mejor interpretación coral. En el año 2002, esta grabación es de nuevo nominada a ese prestigioso galardón, esta vez en su versión latina, en la categoría Mejor Album Clásico. Dirigida por la profesora María Guinand, esta obra se presentó en Estados Unidos y Venezuela en el año 2000 y, en el 2002, es representada nuevamente en territorio estadounidense y estrenada en Australia.

Peña integra, además, la Camerata Criolla, orquesta de cámara que debutó  en  Venezuela  en  marzo de 2002 impactando por su sonoridad y su repertorio, que traduce la rica diversidad de la música venezolana.

En la actualidad, destaca también su trabajo como productor discográfico y de espectáculos.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo