Consejos para la higiene de tu perro

Tu mascota necesita de unos cuidados especí­ficos y continuos de los que, algunos de ellos los podemos realizar en casa y en cambio otros deben ser proporcionados por tu veterinario/a. Vamos a explicar cada uno de ellos detenidamente para que no se nos olviden y así­, tener a nuestro compañero sano y feliz.

Los Ojos.

En primer lugar, debemos prestar atención a los ojos, ya que debido a la contaminación de las ciudades se ven muy perjudicados. Ésta suciedad se suele eliminar mediante las legañas, por lo tanto, nuestro trabajo consiste en limpiar estas legañas con un pañuelo húmedo la cantidad de veces que necesite nuestra mascota, no es conveniente dejar que lleguen a molestarle.

Si tu perro es de avanzada edad o padece de alguna enfermedad, la limpieza del ojo debe ser muy regular, consultando antes con tu veterinario/a.

Las orejas.

El cuidado de las orejas también puede ser realizado en casa. Cuando se acumula cerumen hay que retirarlo cuidadosamente, ya que si soltamos las escamas de cera y debido a la forma de las orejas del perro, estas caerían al interior.

En el caso de perros con orejas caídas, hay que prestar mayor atención ya que, además de acumularse el cerumen tradicional, puede convertirse en nidos de pará¡sitos. Si tenemos alguna duda de cómo hacerlo, es conveniente consultar con antelación a nuestro veterinario/a, no olvidemos que ellos están ahí­ para ayudarnos con cualquier duda.

Los dientes.

Los dientes también conllevan un cuidado regular y necesitan de inspecciones periódicas para evitar la aparicón de caries o infecciones cuando una bacteria pasa al torrente sanguí­neo. Es por ello que se recomienda cepillar los dientes de tu perro diariamente y para ello existen varios productos como dentífrico, juguetes para limpiar los dientes y cepillos especiales. Para realizar esta tarea y que tu mascota no se niegue, es muy importante que se inicie la rutina cuando el perro es aún un cachorro.

Las uñas.

Cuando una mascota vive en la ciudad es natural que las uñas no se les desgasten y crezcan hasta molestar y, en ocasiones, pueden llegar a dificultar sus andares. Por lo que es conveniente cortárselas, pero es complicado y resulta necesario acudir al veterinario.

El pelo.

En cuanto al cepillado del pelo, es conveniente realizar al menos uno a la semana para retirar el pelo muerto y polvo y mantener el pelo limpio y brillante. El cepillo debe ser de tal forma que arrastre los pelos sueltos pero que no los arranque, en el veterinario nos pueden aconsejar sobre esta cuestión.

Parásitos.

Para controlar la aparición de pará¡sitos externos debemos tener en cuenta algunos consejos como mantener limpio el entorno del perro, el uso de collares antiparásitos, cepillarle el pelo con frecuencia y usar algún spray insecticida y sobre todo la observación del perro; si se rasca mucho, caí­das del pelo, lesiones de las piel, explorar si tiene garrapatas, etc., si se da cualquiera de estos casos debemos acudir al veterinario.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo