Eduardo Fernández: Colas

Es indignante tener que hacer cola para comprar la comida o los remedios o cualquier cosa que se necesite en este país.

 

Las colas son una señal de desabastecimiento. El desabastecimiento es una señal del fracaso de una política económica que, sin embargo, se mantiene contra todas las evidencias. Eso que se llama socialismo ha fracasado en todos los países en los que se ha ensayado y en todos los tiempos.

El socialismo es una fórmula que garantiza la pobreza y la escasez. Además, suele ir acompañado de la progresiva desaparición de la democracia y del respeto a los derechos humanos.

Las colas son señal de desabastecimiento. En Venezuela, los mercados están desabastecidos porque en nombre de la revolución se destruyó el aparato productivo, se expropiaron empresas y se desalentaron las inversiones.

Durante algún tiempo, la catástrofe económica pudo esconderse o disimularse porque los precios del petróleo subieron en los mercados internacionales por encima de los cien dólares por barril. Con el enorme ingreso fiscal que el Gobierno recibió, habrían podido comprarse en el exterior los bienes y servicios que dejamos de producir en el país.

Al bajar los precios del petróleo, descubrió el Gobierno que no tenía divisas para pagar las importaciones y descubrió también que la economía productiva había dejado de producir debido a la destrucción sistemática y deliberada del aparato productivo interno.

Las colas son un símbolo del deterioro de la calidad de la vida del pueblo venezolano. Los venezolanos tenemos derecho a vivir mejor. Es indignante tener que depender de dádivas del gobierno y de bolsas que se entregan a cambio de adhesiones político – partidistas.

Los anaqueles de los mercados tendrían que estar llenos de productos para atender la demanda de los ciudadanos. Y los bolsillos de los venezolanos tendrían que estar llenos de dinero, suficiente para comprar los bienes y servicios que se requieren para una existencia decente.

Un amigo me decía que, antes, el colocaba los billetes en la guantera del carro y salía con el mercado en la maleta. Ahora hace al revés. Tiene que llenar la maleta de billetes y sale con el mercado en la guantera.

Los venezolanos tenemos derecho a vivir mejor. El cambio político es indispensable para lograr el cambio económico y conquistar una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos.

Seguiremos conversando.

Eduardo Fernández
@EFernandezVE

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo