Juez citó a declarar a expresidenta Cristina Fernández

Fernández, quien tras dejar el poder se radicó en una residencia en la localidad turística de El Calafate, en la Patagonia argentina, no se pronunció sobre la citación de Bonadío, quien la misma resolución también convocó a comparecer al expresidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, y al exministro de Economía, Axel Kicillof

La expresidenta, Cristina Fernández, deberá comparecer ante la justicia en la primera de las varias causas judiciales promovidas en su contra, incluso desde antes de dejar el poder, un acontecimiento celebrado entre quienes claman por mayor transparencia pero que suma incertidumbre al escenario político de la nación sudamericana.

El juez federal Claudio Bonadío citó el viernes a declarar a la expresidenta Cristina Fernández el 13 de abril en el marco de una causa que investiga una supuesta defraudación al Estado a través del mercado de dólar a futuro.

En su resolución, el magistrado no la imputó de ningún delito, pero indicó que existe fuerte sospecha de su actuación en una maniobra que provocó una caída en las reservas del Banco Central mediante la venta de dólares a futuro a un precio menor al valor de mercado.

Fernández, de 63 años, puede negarse a declarar, lo cual puede comunicar al juez a través de un escrito o en persona.

“Si la citan a Ella, nos citan a todos”, es la consigna que organizaciones y dirigentes kirchneristas difunden en redes sociales junto a la convocatoria a una marcha a los tribunales para acompañar a la ex mandataria, quien fue sucedida por el conservador Mauricio Macri el 10 de diciembre.

En su dictamen de este viernes, Bonadío dijo que con las “constancias” allegadas a la causa “se configura el estado de sospecha requerido” por las leyes para llamar a indagatoria a la exmandataria, cuyo gobierno inició en 2007 y culminó en 2015.

El juez Bonadío procesó en los últimos días a varios exfuncionarios de la administración de Fernández. Entre ellos al exsecretario de Comercio Guillermo Moreno y al propio Vanoli por supuestas maniobras para perjudicar a distintas empresas del grupo de medios Clarín, con el que el anterior gobierno mantuvo un fuerte enfrentamiento.

Fernández también está bajo investigación por supuesto lavado de dinero a través de hoteles de su propiedad en la Patagonia. Bonadío estuvo a cargo de esa causa hasta que fue desplazado en 2015 por un tribunal superior al ser cuestionado por algunos procedimientos empleados en la pesquisa. La causa sigue abierta en manos de otro juez.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo