Las lesiones deportivas tienen un aliado en la Artroresonancia

 

Gustavo Carrero, médico con postgrado en física médica y especialización en radiodiagnóstico, del CDD Las Mercedes, considera que los atletas y entrenadores son los primeros beneficiados de este procedimiento.

 

 

Los deportistas están expuestos a lesiones en cualquiera de las disciplinas que practiquen. Son malas noticias para el atleta pero también para sus equipos, entrenadores y fanáticos. Todos sufren la ausencia y ansían su pronto reintegro a la actividad.

 

La mayoría de las lesiones deportivas son de origen muscular y tendinoso y, a pesar de no ser las más graves, son limitantes para la práctica deportiva. Los traumatismos más frecuentes se ubican en columna, rodilla, hombro, codo, mano, muñeca, cadera, muslo, pie, tobillo y pelvis.

 

Los deportistas, amateurs o profesionales, necesitan tener sanas sus articulaciones. Las lesiones no siempre vienen de pronto. Pueden ir apareciendo por varios motivos. Bien sea un zapato vencido, una plantilla inadecuada o un mal movimiento de torque que está haciendo por falla o debilitamiento de algún músculo que tiene que fortalecer. El individuo necesita saber si se está perjudicando y cuándo parar para no continuar lesionándose.

 

Para atender estas dolencias, los traumatólogos tienen algunas opciones para devolver al atleta a su actividad física lo más pronto posible. Una de ellas es la Artroscopia, un estudio especializado de diagnóstico que da información sobre la condición en que se encuentra la articulación para el futuro tratamiento, bien sea quirúrgico o de fisioterapia.

 

Adicionalmente se apoyan en estudios de Imágenes Médicas, principalmente radiología convencional y Resonancia Magnetica, para identificar los elementos de la Articulación que pudiesen estar afectados o lesionados.

 

Otro procedimiento Diagnóstico es la Artroresonancia, una técnica de Resonancia Magnética, que consiste en evaluar la articulación a partir de una inyección intraarticular Directa de un medio de contraste (Gadolinio). Este método se utiliza en muñeca, hombro, cadera, rodilla, codo y tobillo, a fin de evaluar cuerpos libres intraarticulares, lesiones ligamentarias y tendinosas, del cartílago articular, de la capsula sinovial y lesiones osteocondrales.

 

Gustavo Carrero, médico con especialización en radiodiagnóstico y postgrado en física médica  explica que este estudio se realiza en el equipo de Resonancia Magnética y “proyecta imágenes de cualquier articulación lo cual ayuda al traumatólogo a orientar su decisión quirúrgica. Es un complemento de la resonancia convencional”.

 

“Se inyecta una cantidad mínima de contraste a través de una punción directa en la articulación, previamente anestesiada de forma local. El proceso se efectúa guiado por la visión de rayos X. Luego se lleva al paciente al resonador para obtener las imágenes. La Artroresonancia puede efectuarse en cualquier articulación pero las más frecuentes son hombro, muñeca y cadera”.

 

Gustavo Carrero,  quien trabaja en el Centro Diagnóstico Docente, CDD Las Mercedes, dirigido por el Dr. Wilson Mourad, que se ha enfocado en la obtención de nuevas tecnologías para liderar en Venezuela y América Latina, apunta que el traumatólogo elegirá el método a seguir.

 

Cada vez más, los traumatólogos especializados en Medicina del Deporte, solicitan el estudio de Artroresonancia como práctica habitual de Diagnóstico en pacientes con lesiones articulares, debido a que el estudio brinda información integral necesaria para la decisión del Tratamiento a seguir. Esto permite a los atletas, reintegrarse de forma óptima, y a la brevedad posible, a su práctica habitual.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo