Normas cívicas para ir con tu perro por la ciudad

Ya sea donde vives o cuando vas de visita a otro lugar, si vas con tu perro por la ciudad existen unas normas cívicas que hay que cumplir.

En los espacios públicos hay que convivir y adecuar el comportamiento al entorno y al tráfico, ya sea como conductores o peatones, sobre todo, si vamos en compañía de un animal.
Hay un reglamento general, leyes autonómicas y ordenanzas municipales que se encargan de legislar normas cívicas para la seguridad y respeto entre ciudadanos.

Vamos a ver las pautas que marca la DGT para mejorar la seguridad vial cuando vamos con perros por la ciudad.

 

Respetar siempre la normativa que regula la tenencia de perros y otros animales.
Ser responsable del comportamiento del perro y de su cuidado, deberá llevar toda la documentación en regla, incluida la correcta identificación y cartilla sanitaria (consultar en cada Ayuntamiento).

El perro deberá ir por la zona más próxima a los edificios en el caso de que circulemos próximos a la calzada, sin molestar al resto de viandantes.
Debemos cruzar la calle con el perro por sitios autorizados, es decir por donde lo haga el peatón.
Al viajar con perros en el interior del vehículo, se colocará un separador que impida que ocasione molestias o pueda ser causa de distracciones.

El perro lo debemos llevar siempre atado y controlado cuando circulemos por zona peatonal, ya que al tratarse de un animal puede tener reacciones imprevisibles.
Los perros catalogados como potencialmente peligrosos, deberán llevar además un bozal.
normas perros ciudad
Se podrá soltar al perro solo en zonas especialmente habilitadas para este fin como los parque caninos en las horas establecidas.

Debemos siempre recoger los excrementos del perro. Es obligación del dueño, no del barrendero.
Lo que NO se debe hacer con el perro en la ciudad
Llevar el perro suelto, pueden causar molestias, accidentes o ser atropellados.
Llevar el perro atado pero con correas extensibles que no permitan su control de una manera segura.
Incumplir la normativa municipal, que es la que regula la tenencia de los perros, entre otros animales.

Llevar el perro suelto en el interior del vehículo al conducir por la ciudad, ya que puede molestar o distraer al conductor del mismo y ser causa de accidentes.
Acceder con el perro a espacios o transportes públicos que no permitan animales, excepto en el caso de perros guía que siempre están admitidos. El acceso a espacios y transportes públicos con perros dependerá de la normativa de cada ciudad y de cada medio de transporte, pudiendo establecer límites de peso u otros requisitos específicos. ¡Infórmate primero!
normas perros ciudad
Entre todos podemos tener una convivencia segura y respetuosa entre humanos y mascotas.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo