Pacientes cardiópatas prefieren el TAC Coronario para evitar métodos invasivos     

Existen dos vías para abordar la obstrucción arterial coronaria: la angiografía coronaria mediante cateterismo, que es el método convencional y el TAC Coronario alternativo, destinado a personas con bajo riesgo de enfermedad coronaria

Que tienen temor al cateterismo o simplemente, lo hacen como un estudio previo de observación de las arterias sin utilizar el método invasivo.

 

Las enfermedades cardíacas en el mundo occidental son la primera causa de morbilidad y mortalidad. Y dentro de ellas, la obstrucción de las arterias coronarias es la más común. Es la primera causa de muerte entre hombres y mujeres del mundo entero y en Venezuela, viene sigue siendo la primera, después el cáncer y los accidentes de tránsito. No existen cifras oficiales que indiquen el número de personas afectadas.

 

Así lo expresa, Gustavo Linares Pérez, Cardiólogo Clínico y Hemodinamista, egresado de la Escuela Vargas de la Universidad Central de Venezuela, UCV con postgrado en cardiología intervencionista del Hospital Gregorio Marañón de la Universidad Complutense de Madrid, quien sostiene que hay factores de riesgo inevitables y evitables. Primero, los antecedentes familiares y la edad. “A medida que se va avanzando en años se adquiere un riesgo adicional para las enfermedades cardíacas”.

 

Las arterias coronarias suministran sangre al corazón pero ellas tienden a endurecerse y a estrecharse debido a la acumulación de colesterol y placa en la capa interna de sus paredes.  Es mortal, dado que el infarto es la primera causa de muerte y él ocurre cuando obstruye el flujo de sangre al músculo cardíaco”.

 

Para determinar si existe la obstrucción arterial, Linares Pérez recomienda realizar una Angiotomografía Coronaria, TAC Coronario, una metodología relativamente nueva, en virtud de que se popularizó a partir de 2006, cuando entraron al mercado mundial los tomógrafos que cortaban rápidamente las estructuras cardíacas por encima de 64 cortes por segundo. Eso permitió reconstruir, de manera no invasiva el corazón y, especialmente, las coronarias, explica el especialista.

 

Recuerda que anteriormente este examen se hacía con tomógrafos de 4 y 16 cortes pero los resultados no eran óptimos. Luego de 2006, esta tecnología empezó a difundirse en el mundo y pudieron ampliarse los diagnósticos cardiológicos. “Ahora, -agrega-, el TAC Coronario permite ver las estructuras cardíacas en un procedimiento que es rápido, sencillo y bajo riesgo, que es lo principal”.

 

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo