Por qué no rapar el pelo del perro en verano

Les contamos por qué rapar el pelo en verano no es una buena opción para tu perro.

¡Llega el verano! Suben las temperaturas y muchos de nosotros llevamos a nuestros perros a la peluquería para hacerles un buen corte de pelo contra el calor.

Sin embargo, el mito de que con el pelo rapado estará más fresco y pasará menos calor es falso, solo estará menos protegido. El pelo actúa de forma natural como una barrera protectora de la piel frente al sol, por eso, nunca debemos pedir que le rapen al cero.

Los riesgos de rapar al perro en verano
La función natural del pelo es proteger la piel de agresiones externas (sol, picaduras, arañazos…) y regular la temperatura frente al frío o calor. Y en verano su principal misión es proteger la piel del perro del sol y las radiaciones ultravioleta. Por eso rapar el pelo en esta calurosa época en la que el sol aprieta puede suponer riesgos para el perro:

Quemaduras en la piel por exposición directa del sol en la piel. La exposición excesiva al sol, especialmente en perros de pelo corto y color claro, es un factor que puede desencadenar en cáncer de piel, el tipo de cáncer más frecuente en perros.
Mayor riesgo de sufrir un golpe de calor por el sobrecalentamiento de la piel.

Mayor exposición a la picadura del mosquito transmisor de la enfermedad de Leishmaniosis.
Dificultad de regulación térmica. El pelo rapado cuando crece lo hace de forma diferente.

Los fonículos pilosos del perro están formados por pelo primario o de cobertura, que actúa como filtro solar y regulador de la temperatura corporal, y el subpelo, que crece más rápido y es el que más muda. El subpelo cubre y asfixia al pelo de cobertura creando la necesidad de volver a rapar.

Irritación de la piel. Un rapado excesivo produce irritación, alteraciones de color y textura, pudiendo aparecer alopecias o calvas y ronchas.

Cómo cortar el pelo del perro en verano
Cada raza de perro tiene un tipo de pelo, que requiere cuidados específicos que debemos respetar. Déjate asesorar por un profesional como es el peluquero canino. ¿La clave general? No rapar, sino cortar el pelo más corto para refrescar, ya que mantener un pelaje equilibrado sí le ayudará a pasar menos calor.

Contra el calor, lo mejor es deslanar el pelo del perro para eliminar el exceso de subpelo, una forma de ayudarle con la muda de pelo, además de ayudar a regular su temperatura. El deslanado no es una práctica exclusiva para perros de abundante subpelo, también puede hacerse si tienen el pelo semilargo o corto.

En casa, puedes mantener el buen pelaje y de la piel, cepillando el pelo del perro a diario, quitando nudos y con baños usando productos adecuados como cepillos y champús desenredantes. Además en verano con el calor aumentan los parásitos como pulgas y garrapatas y para prevenir picaduras en la piel es importante realizar una desparasitación regular.

Y tú, ¿cómo cortas el pelo a tu perro en verano? Sube sus fotos a la Comunidad de Mascotas.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo