Richard Fermin : “La emergencia no se decreta”

Sin ánimos de llover sobre mojado, hoy abordamos el tema de esta semana el Decreto de Emergencia Económica y así, desarrollamos un tema, por demás escabroso y complejo, en base a una frase: “La emergencia no se decreta. Se afronta”

En realidad, la emergencia hoy la vivimos día a día. La padecemos y nos quita calidad de vida. El gobierno, lejos de perder el tiempo en un decreto cargado de retórica y malas intenciones, debe afrontar de forma decidida y responsable, una crisis causada por su modelo profundamente corrupto e ineficiente.
Pero pedirle responsabilidad y sensatez al Gobierno Nacional es como mucho: ¡dejarían de ser ellos! Lo de ellos es irse por las ramas y escurrir el bulto. Es así como quienes tienen 17 años en el gobierno, hoy buscan culpables donde no los hay para no afrontar una crisis que viene golpeando al venezolano.
La única respuesta es un fulano “decreto” que es más del modelo de controles y persecución que nos llevó a la crisis.

Gracias a Dios, privó la sensatez de nuestro poder legislativo y negó la aprobación de un decreto que sería el acelerador de la crisis. Pareciera que quienes hoy dirigen el gobierno, huyen hacia adelante y quieren acelerar los problemas para seguir escapando, como cobardes, con tal de no afrontar y asumir la crisis que generaron.
Este escenario que hoy tenemos debe servirle de ejemplo a algunos compañeros que creen en el modelo de la dádiva corrupta y el populismo electorero. ESTE NO ES EL CAMINO  que nos llevará a la construcción de un mejor país.
 A quienes creen que la política y la gestión pública es ver a la gente como mercancía o comportarse como mercancía para venderse al mejor postor, recuerden que todo eso nos metió en esta crisis, que no es cambiar el color del populista de turno: es predicar desde el ejemplo para construir la sociedad moderna y emprendedora que reclaman los nuevos tiempos, cosa que NO garantiza el fulano decreto.
Es que ese decreto NO garantiza que Nancy García junto a su pareja, César, con su salario de empleada pública y el ingreso de él como taxista, puedan terminar de construir su casa y mantener su naciente familia; el decreto NO garantiza que Dayana Silva, joven enfermera madre de familia, quien tiene tres trabajos y sumando el ingreso de su esposo, no pueden comprar una paleta de cemento; el decreto NO ayuda a Rosa Figueroa, matrona de la tercera edad, súper chavista y revolucionaria, a conseguir sus medicinas. Si el decreto no soluciona esto, entonces ¿para qué sirve? ¿Para que terminen de acabar con lo poco que queda del aparato productivo y terminar de arrasar las arcas del estado? Pues aquí decimos NO.
Acá se está gestando una sociedad consciente y comprometida con el país, quien sabe que el camino es la generación de bienestar y progreso de la mano de la iniciativa privada con una visión social, NO populista y electorera.
El camino hacia el Progreso pasa por entender que, desde el esfuerzo individual y el trabajo, podemos construir el país que soñamos…

Richard Fermín Prieto
@richardfermin
www.richardfermin.wordpress.com

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo