Rondón, Padrón y Yordano, tres “cuarto bates” que estremecieron al público de la Filcar

Tres personajes de la literatura y del arte nacional estremecieron al público de la Feria Internacional del Libro del Caribe, Filcar 2016, patrocinada por Unimar, con sus libros, historias de vida y todo el vasto conocimiento de lo que marca la vida actual.

Prensa Filcar Carolina Arias /CNP 6.126

César Miguel Rondón, Leonardo Padrón y Yordano Di Marzo, demostraron por qué son considerados “cuarto bates”. Aplausos, preguntas, reflexiones y sobre todo agradecimiento por el acercamiento tan sencillo que permitieron con el público que los sigue en toda su trayectoria, resaltó entre los presentes.

Desde la inauguración con la figura de “pregonero” Rondón cautivó a la audiencia con sus frases esperanzadoras. “A partir de hoy todos decidimos proclamar el porvenir de las buenas noticias”, dijo en la instalación y en efecto la feria se llenó de miles de personas habidas de leer las mejores historias. En su conversación con Yordano, junto a Rosalexia Guerra, llegó al alma de todos al sacar al músico sus notas más sentimentales luego de la dura prueba de salud que superó. También el público se apuró por participar en la entrevista con Edgardo Rodríguez Juliá, en la que la solo faltó “echar un pie” pues la historia de la música caribeña quedó desmenuzada de principio a fin, y culminó como era lógico, a lleno total con la presentación de su libro “País de salida, bitácora de la debacle”.

Con las mismas expectativas, Leonardo Padrón llenó la Filcar, y entre pasillos y stands compartió, autografió su libro, se retrató con los presentes y habló de su última producción “Se busca un país”, su segundo libro de crónica donde desnuda el país durante los primeros tres años del Gobierno de Nicolás Maduro. “Allí recorro todas las tribulaciones que hemos vivido, las formas de resistencia, el inventario de las atrocidades y violaciones a los derechos humanos, pero también los atisbos de luz que tenemos los ciudadanos”.

Para Padrón el saldo final de esta lectura es que el deterioro, no solo del país sino del proyecto revolucionario, era inevitable. El cierre de la jornada del sábado fue un verdadero regalo de amor, a capela como se lo pidió Cesar Miguel Rondón, Yordano cantó estrofas del tema que apenas está en producción, “Que sería de mi vida sin ti”, en honor a su amada esposa, como dijo, y con lágrimas, voz entrecortada pero lleno de vida, dejó en el público sembrada la esperanza de todo lo que se puede alcanzar.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo