Secretos sobre las botellas de agua que nadie quiere que sepas

Para evitar los diferentes problemas a los que podemos exponernos al beber agua de botellas de plástico la mejor opción puede ser la de adquirir envases de cristal

En la actualidad, comprar una botella de agua es sinónimo de adquirir un envase de plástico, pero detrás hay una serie de secretos relacionados con este material que no todos conocen ni han salido a la luz.

Toma nota y aleja a tu organismo de posibles bacterias. Estos son los cuatro secretos que te permitirán lograrlo.

1. No reutilices las botellas de plástico
mujer tirando plástico
No deberías reutilizas las botellas de plástico, ya que pueden desprender químicos peligrosos. Por ello es importante que prestes atención a los símbolos que hay en el fondo de los envases.

Por ejemplo, si encuentras triángulos con cifras en su interior esto hará referencia al tipo de plástico con el cual fue elaborada la botella.
En este sentido, los envases marcados con “1” (PET o PETE) solo serán seguros en un uso desechable.

Y es que, en un ambiente con oxígeno, en caso de calentarse o estar expuesto a los rayos solares, el envase acabaría emanando sustancias tóxicas que pasan al agua.

De este modo debes evitar los envases que estén marcados con “3” y “7” (PVC y PC), porque desprenden sustancias tóxicas que pueden penetrar los alimentos y bebidas.

Si exponemos al organismo durante mucho tiempo a este tipo de recipientes puede acabar desarrollando enfermedades peligrosas.

Si lo que buscas es rellenar tus botellas, ten en cuenta que para dar este tipo de uso las más recomendables son las que están realizadas a base de polietileno: las encontrarás porque están marcadas con “2” y “4”.
También son recomendables los envases de polipropileno que están marcados con “5” y las letras PP. Este tipo de envase sí es relativamente seguro si lo usas para almacenar el agua fría y lo desinfectas sin falta.
Visita este artículo: El plástico, ese asesino silencioso

2. Cuidado con las bacterias
Bacterias
Una botella de plástico puede ser un verdadero nido de bacterias. Tanto es así que el nivel de microorganismos en estas botellas a menudo supera las cantidades seguras para la salud.

No seas tú mismo el que cree las condiciones perfectas para el crecimiento de los microbios cuando tomas una botella con las manos sucias, la lavas mal y almacenas en ella el agua a temperatura ambiente.

La solución para lograr preservar el buen estado de las botellas es lavar los envases con agua enjabonada tibia, vinagre o enjuague bucal antibacteriano.

El mayor riesgo para la salud asociado a la reutilización de las botellas de plástico es de orden microbiológico. Esto es así porque se produce el deterioro habitual de las botellas.

Este puede ser por una pequeña rotura o grieta en el material, que se convierten en el lugar perfecto para la concentración de bacterias.

Pero lavar bien la botella no será garantía de nada, ya que también podemos intoxicarnos o incluso contagiarnos de hepatitis A.

Según diferentes investigaciones la mayor cantidad de bacterias vive en las bocas de las botellas y no siempre es posible tener una higiene adecuada sobre estas zonas.

Así las cosas, lo más eficaz y seguro es usar una pajita.

Lee también: ¿Qué trastornos podríamos curar si bebiéramos más agua cada día?

3. Mirar de dónde proviene el agua
botella de plástico en la playa
Muchas empresas mencionan en sus envases que el agua que compran proviene de un bonito arroyo. Sin embargo, la verdad es que muchas veces el agua que compramos embotellada es idéntica al agua que recibimos a través del grifo de casa.

Hay que tener en cuenta que las empresas están obligadas a explicar la fuente de la que proviene el agua que venden y que para ellos es el principal canal de suministro.

4. Cuidado con las variantes derivadas del agua
rellenar-botella-plástico
Las empresas de agua embotellada venden también derivados en los que se añade algún tipo de sabor. A través de estos productos lo que buscan es atraer el nuevo mercado de gente joven y deportista.

Por ello lo que hacen es vender este agua embotellada con diferentes gustos añadidos a ella, alegando que son soluciones “más saludable de lo que pueden ser otras bebidas azucaradas”.

No obstante, hay que tener cuidado con esto porque a veces esta agua puede contener tanto azúcar como una soda.

Para no dejarse engañar por la publicidad, siempre debes verificar la información que viene en la etiqueta y ver la cantidad de azúcar que contiene.

Tenlo presente.

5 ideas para reciclar botellas de plástico
5 ideas para reciclar botellas de plástico
Te damos 5 sencillas ideas para que recicles tus botellas de plástico: macetas, comederos de pájaros, prácticos utensilios para el hogar…¡Seguro que te encantan!
Ver más »

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo