Tortellini de Alcachofa con Almejas

Los tortellini rellenos de Alcachofa y queso que son una autentica delicia, pero además vienen cargados de calidad, porque en el relleno notareis incluso los trocitos de corazón de alcachofa, algo que tenéis que reconocer no nos suele ocurrir con esas pasta rellenas industriales que prometen el oro y el moro en su interior.

Se preparan rápido no, lo siguiente y el resultado es un plato exquisito y fresco, que servirá como plato principal en cualquier comida especial en la que os queráis lucir con un plato de pasta de calidad, rico y que a la vez no os de demasiado trabajo.
La salsita, una salsa verde con almejas, con un profundo sabor a mar y vino blanco, que acompaña a las mil maravillas el relleno de alcachofas. Sin natas, sin excesos una salsa ligera pero con mucho carácter que os servirá para otras preparaciones o para disfrutar simplemente como plato principal.
Vamos con la receta que como os digo es de lo mas sencilla:
INGREDIENTES: (Para 4 raciones)

500 gr. de Tortellone de Alcachofas
300 gr. de almejas.
Aceite de Oliva.
Perejil picado muy fino.
2 dientes de ajo.
1/2 vaso de txakoli o vino blanco.
1 cucharadita de harina.
1 cayena (al gusto)
PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando las almejas en salsa verde
Para ello ponemos una sartén con un culín de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos los ajos picados muy finos y si os apetece para darle el puntito picante una cayena, dejamos que se doren ligeramente para que el aceite se aromatice. Sacamos la cayena, no queremos luego alampar a nadie por descuido.

A continuación añadimos el vino blanco, en mi caso un buen txakoli y dejamos que evapore el alcohol.

Ahora una cucharadita de harina que rehogamos en el aceite sin dejar de mover para que no se nos queme pero que pierda el sabor a crudo.

Medio vasito de agua y dejamos que la salsa espese. La salsa cubrirá el culo de la sartén, no queremos un balde de salsa verde porque además las almejas sueltan su propio agua con mucho sabor….

Añadimos las almejas y movemos un poco para que se rehoguen, cubrimos con una tapa para que se hagan al vapor y suelten su agua. Un par de minutos.

Ahora es el turno del perejil picadito muy fino, esto le dará ese color verde tan característico.
Destapamos y listo. Las almejas no deben cocinarse mas o se quedaría acorchadas.

Si queréis seguir cocinando la salsa para hacerla mas gruesa o mas ligera, sacamos las almejas a un bowl y añadimos mas caldo de la cocción posterior de la pasta o un pelín mas de harina diluida en agua. A mi personalmente no me gusta añadir mucha harina, me gusta que la salsa quede cremosita pero ligera.

Reservamos al calor tanto las almejas como la salsa.
Vamos con la pasta y monje del plato:

Entre tanto cocemos la pasta en abundante agua con sal siguiendo las instrucciones del paquete. Ojo no tiréis el agua de cocción porque nos servirá para estirar la salsa de las almejas en su caso.
Lista nuestra pasta la escurrimos bien y la volcamos sobre la salsa verde que teníamos reservada. La damos unas vueltas, con delicadeza para no romper la pasta, y añadimos las almejas.

Servimos de inmediato sobre unos platos previamente calientes. Espolvoreamos con un poco mas de perejil recién picado y acompañamos con un buen vinito blanco, lo dicho en mi caso un buen txakoli.
Un plato de pasta fresco, que incorpora un profundo sabor a mar y con un relleno de alcachofa que le va a las mil maravillas.

·

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo